Penna Leonardesca, 2018

Diseñar una pluma estilográfica para conmemorar los 500 años del fallecimiento de Leonardo es un delicado desafío. La obra de ningún otro artista ha sufrido más interpretaciones kitsch, Cenacolos y Giocondas han invadido todo tipo de bibelots. Mi pluma alude a un pincel, el clip lo forman unos pelos desmelenados y donde habitualmente se sitúa el número que define el grueso aparece la cifra 500. El hecho de que los mejores pinceles de pelo de marta sean de la marca da Vinci es una afortunada coincidencia.